miércoles, 8 de julio de 2009

Segundo Sanferdía

Tras la segunda noche, sigo viva. La verdad que no en mis mejores condiciones, pero viva, sí. Lo digo porque es algo meritorio que me dedique a reportaros los acontecimientos tal y como estoy.
Victimismos aparte, aquí se está ideal. Aunque hoy se nota la casa más vacía al haberse ido ya los únicos dos catalanes que nos han visitado este año. Se echan de menos ciertas paridas que amenizaban las comidas, y su presencia en general para divertir a todos ^^. ¡Qué decir de ellos! Son very, very
La noche de ayer consistió básicamente en los mismo, sólo que esta vez ni siquiera hubo fuegos. En su lugar jugamos al duro, juego divertido donde los haya. A la mesa en la que jugamos no le debió hacer mucha gracia, pero nosotros nos meábamos de risa hablando en inglés, alemán y hablando de usted, entre otras cosas.

Nada más por ahora. Nos preparamos para otra noche de disfrute en la que espero que haga algo menos de fresco.
Yo me muero de hambre, porque mi cuerpo ya no sabe si ha comido o no, así que, ¡me largo ahora mismo para la cocina!

2 comentarios:

Indio dijo...

Apocalypse-metabolism-mode: ON

Ernie dijo...

Como suele decirse, lo importante es ir pasando los días y poder contarlo. Ánimo, y a por la tercera entrega =b